Descubre todo lo que puedes hacer con un trípode y una cámara

Descubre todo lo que puedes hacer con un trípode y una cámara

El trípode se ha convertido en una herramienta vital para todo fotógrafo, ya que brinda una superficie muy estable, que ayuda a lograr fantásticos y espectaculares efectos, que sin este accesorio no sería posible. Si estás empezando en el apasionante mundo de la fotografía, te sorprenderás con todo lo que puedes lograr gracias al uso de un trípode como apoyo para tus fotos.

¿Qué efectos puedes hacer con un trípode y el modo manual de tu cámara?

En este artículo aprenderás todos los efectos y técnicas que con este accesorio imprescindible para fotógrafos podrás realizar, seguro que pocos minutos después querrás hacerte con un trípode y exprimir tu cámara al máximo. Te detallaremos a continuación, todas las técnicas fotográficas en las que se utiliza este accesorio, entre las que destacan:

  • Fotografía de larga exposición.
  • Macrofotografías.
  • Astrofotografía.
  • Efecto Seda.
  • Time Lapses.

 

¿Cómo funciona la fotografía de larga exposición?

Esta técnica es lograda gracias a un trípode, poniendo el modo de tu cámara a semi-manual. Esto se hace especialmente, si posees una cámara Canon o Nikon, en donde tendrás que girar la pequeña rueda al modo S o en moto Tv, también usando el tan temido modo manual, M en la mayoría de las marcas, de esta forma controlaremos tanto el tiempo de exposición como la profundidad de campo y la luz que entrará en el sensor de nuestra cámara, en realidad hoy en día, hasta los últimos modelos de móviles y muchas cámaras ya cuentan con la opción de disparar en modo manual, para experimentar te servirá perfectamente cualquier cámara que se pueda disparar en modo manual.

 

Moviendo la ruedecilla nuevamente de tu cámara, se puede alterar el valor del formato (unos 1/6000 hasta los 30 segundos) con esta controlas el tiempo de exposición, para lograr este efecto y poder disparar a bajas velocidades tiene que ser en condiciones con poca luz, como al amanecer o el atardecer, aunque también si cuentas con filtros de densidad neutra podrás hacerlos con condiciones de luz normales.

Además, graduando los segundos que queramos, podremos lograr el efecto que buscamos (hasta un máximo de 30 segundos, en la mayoría de las cámaras), con la ayuda de nuestro fabuloso trípode, fundamental estabilizar la cámara, brindándole el apoyo necesario y perfecto para realizar el disparo o captura de foto.

Acto seguido, se toma la foto sin mover la cámara, ya que, si lo hacemos un poco, no lograremos el resultado esperado, recomendamos para este caso, poner la cámara con temporizador, así se tendrá una mayor seguridad, que la cámara no se moverá y tus fotos no saldrán trepidadas.

Para ello, te invitamos a que hagas varias pruebas, ya que, en la primera captura de la fotografía, quizás no te sientas muy conforme al respecto con los resultados obtenidos. ¡Todo es cuestión de ensayo y error! Ya solo te queda practicar y probar hasta que consigas la fotografía que estas buscando.

¿Qué son los teleobjetivos?

Los teleobjetivos son simplemente, unos lentes que toman o abarcan las focales altas, medianas o de tamaño normal, existen 3 tipos de teleobjetivos y según su distancia focal, cada uno tiene mejor utilidad.

  • Teleobjetivo largo. Esta clase de teleobjetivo, tienen una distancia focal de más de 400 mm.
  • Teleobjetivo medio. Su distancia oscila entre 200 a 400 mm.
  • Teleobjetivos pequeños o cortos. Son aquellos teleobjetivos, que disponen una distancia focal de 70 a 200 mm.

Un dato curioso de los teleobjetivos, es que tienden a ser difíciles para conseguir estabilidad, debido a las largas distancias focales que tienen, por lo que es conveniente que se utilice un trípode en todo momento, resumiendo, los teleobjetivos son lentes focales, que se utilizan para fotografiar objetivos a las distancias ya mencionadas.

La ventaja de los teleobjetivos, es que no importa lo lejano que se encuentre lo que se quiere fotografiar, si entra en el cuadro, nos dará la impresión de que se encuentra más cerca de lo que parece.Los teleobjetivos se utilizan por lo general, en partidos de fútbol, para fotografías de fauna o para capturar algún detalle de bonitos paisajes.

Fotografías de retratos con trípode.

Otra idea interesante sobre cómo usar los trípodes, es el hecho de un auto-retrato. Todo es más bonito, si tú también apareces en la foto, así que el consejo más sencillo, es enfocar el cuadro y elegir el temporizador, simplemente con presionar el botón y acercarte a la posición de la fotografía, resolverás fácilmente el problema de los retratos. Aunado a esto, si dispones un control para tu cámara, todo se vuelve aún más sencillo.

¿Cómo lograr el efecto de macrofotografías?

En términos generales, un efecto macro es capturar con tu cámara una imagen de forma ampliada (objetos muy pequeños).Por lo general, este efecto se da cuando se fotografían flores o insectos. Se puede hacer al aire libre o en un estudio cerrado, donde ya se tenga todo preparado, pero con la condición específica, de que se haga la ampliación adecuada, hasta encuadrar bien el objetivo.

Gracias al aumento superior o de tamaño natural, se pueden lograr estas fotografías macros. También hay que aclarar que esto solamente sucede, en el caso de que el objetivo, disponga el tamaño ideal al sensor de la cámara o un poco más pequeño.

¿Cuál es el papel de trípode aquí? Muy sencillo, cuando no trabajas con la suficiente profundidad, necesitas muy buena estabilidad y para eso esta herramienta es perfecta, ya que nos da una alta precisión a nuestro enfoque y evitara que al realizar la foto se mueva la cámara y nuestra foto saldrá perfectamente nítida y enfocada.

Astrofotografías y trípodes van de la mano

Es de gran importancia, que el trípode se utilice en estos casos, ya que facilita todo el procedimiento, los expertos en esta materia por lo general, usan telescopios y otros dispositivos, que facilitan el seguimiento y hace que sea más fácil la captura.

Sin embargo, la adquisición de estos equipos anteriormente mencionados, es algo sumamente costoso, ya que son herramientas avanzadas para un fin específico, en nuestro caso, si queremos economizar mucho dinero, una cámara y un trípode serán más que suficiente, para la ejecución efectiva de estas astrofotografías o fotografía nocturna.

Para configurar nuestra cámara, para que se adapte a lo que deseamos realmente, primero debemos de tomar en cuenta el ISO, la iluminación del lugar y el enfoque (generalmente, se recomienda utilizar el enfoque manual). Modificando la velocidad de obturación para que sea muy lenta, se obtiene un efecto en la captura de la estela que arrojan las estrellas.

No obstante, si este se modifica y se pone un poco más rápido, sacaremos una imagen de un gran conjunto de estrellas. Para poder ejecutar buenas astrofotografías, se debe buscar un lugar que sea lo suficientemente oscuro, para hacer las capturas sin presencia de contaminación lumínica.

Logra un efecto seda gracias al trípode

Para hacer el efecto seda, primero debemos detallarlo.  Este se aprecia cuando se hacen capturas a cuerpos de agua, (como las cascadas, por ejemplo). Es decir, el efecto se produce cuando hay presencia de agua.

Para producir el efecto seda, necesitaremos contar con nuestro trípode, para que exista la presencia de este efecto, se debe establecer muy bien, la velocidad de obturación. Una vez configurado el obturador, para que capture de la forma más lenta posible la fotografía, debemos de configurar nuestra cámara.

Debemos establecer un temporizador o en su defecto, utilizar un disparador para no mover la cámara, que gracias al trípode estará estable, si sigues estos pasos al pie de la letra, podrás conseguir el efecto seda, que hará parecer el agua como un manto de seda.

Deja un comentario